Ingrid: ¿Y cómo fueron manejando ambos el tema? ¿Qué pasó con su relación?

Morelita: Ahora lo veo así: El tema fue surgiendo y lo que nos ayudó en demasía fue informarnos; no únicamente en el plan travesti, vimos también lo que había alrededor del tema. No nos cerramos a saber sólo de ello, él estaba en varios grupos de Yahoo! a los que me invitó; de igual manera, encontré muchos mensajes con alto nivel sexoso (no está mal). Buscando los hilos de conversaciones noté que había 2 ó 3 parejas en la misma situación (buscaban información). Lo que pasó con la relación; entramos en una dinámica de complicidad bastante bonita, varias mujeres biológicas las ven como amigas. Viéndolo desde un prisma diferente a unos años de distancia, creo que fue tener, hasta cierto nivel, un punto de referencia; fue descubrir el travestismo al mismo tiempo. No es lo mismo el travestirse de manera individual a que tu pareja te sugiera qué ponerte o cómo maquillarte. Fue muy interesante esa combinación.

Ingrid: Recuerdo que creaste un grupo llamado "Novias de TV", ¿Qué buscabas con crear dicha agrupación?

Morelita: Se me viene una sonrisa a la cara con esa pregunta. Buscaba lo que las parejas que había detectado en los grupos: Información. Una manera de afirmar lo que mi pareja me decía; quería ver que no era un especimen raro. Buscaba mujeres en la misma situación. Esos fueron los motores para organizarlo. Lo que se creó con ese grupo fue gracias a las parejas que se interesaron. Las anécdotas del grupo son nutridas, tú lo sabes.

Ingrid: Pues todo pinta maravilloso ¿Qué pasó con esa relación?

Morelita: La relación, independientemente de su travestismo, fue linda hasta los días en que su travestismo comenzó a ser más importante que la relación. Pasamos de ser una pareja hombre-mujer a travesti-mujer; eso creó bastante incertidumbre y, por consecuencia, muchos problemas. La relación pasó de una buena y fluida comunicación entre gustos y disgustos a intentos de imposición acerca de las actividades que haríamos, sobre las salidas que tendríamos o de las pláticas que sonteníamos. El comentario que decidió el fin de esa relación (de mi parte) fue cuando me dijo: "Estaba pensando que el año tiene 365 días y yo (como travesti) salgo una vez al mes, que serían doce días. Quiero salir cada quince días". Eso, al menos para mí, fue imposición, porque en ningún momento pidió mi opinión. Por eso acabó la relación.

Ingrid: ¡Uy, qué caray! O sea que el egoísmo, más que el travestismo, es lo que acabó con la relación ¿No es así?

Morelita: El travestismo no influyó. Sí fue, básicamente, el egoísmo, vanidad e individualidad. Sin estos elementos la relación hubiese mantenido un buen rumbo.

Ingrid: También recuerdo que hiciste amistad con muchas chicas T ¿No es así?

Morelita: Sí, claro. Amistades con las que aún tengo algún tipo de contacto; ya sabes, el Facebook y algunas veces en MSN. Hay parejas que no pudieron asistir a ninguna reunión de Novias, algunas de ellas nos conocimos de igual manera por internet, con algunas otras en un café, otras en las pocas salidas que tuve con Tvmex. Haciendo recuento creo que son bastantes.

Ingrid: ¿Y qué cosejo puedes darles a las mujeres que tienen una relación con una chica T?

Morelita: No me gusta el concepto que lleva la palabra "Consejo", es como si tu abuelita te dijera qué hacer porque "Ya vivió". Cada relación es diferente y tiene sus propios estándares de pareja; lo único que podría sugerir es, básicamente, que confíen en su instinto, en sus parejas; claro nunca perdiendo su plan de vida personal y, por supuesto, de pareja.

Ingrid: ¡Exacto! Por último: ¿Tendrías, nuevamente, una relación con una chica T?