SEXO: Son los aspectos biológicos, genéticamente heredados que colocan a los individuos de una especie en algún punto de un continuo en cuyos extremos se encontrarán individuos reproductivamente complementarios. (Álvarez-Gayou, 1979)

El sexo nada tiene que ver con la cuestión de la estimulación de los órganos sexuales, así como tampoco con la definición de ser "mujer" u "hombre". El sexo son las características de nuestro cuerpo, tanto internas como externas, que nos definen como personas reproductivas o no reproductivas; ya que es falso hablar de la existencia de dos sexos, por que en este continuo que habla la definición oficial, incluye a todos los seres humanos, no podemos olvidar que existen los hermafroditas, que es tener parte de ambos sexos y estarían en el centro del continuo, así como los múltiples estados intersexuales como son el síndrome de Klinefelter, el Turner, testículo feminizante, por mencionar algunos. Éstos en su gran mayoría son estériles, sin embargo por no tener la capacidad reproductora no los hace estar fuera del contexto humano.

 

SEXUALIDAD: Cuando se reúnen en uno solo el punto del sexo (biológico), el sexo de asignación, el papel sexual (social) y la identidad sexo-genérica (psicológico) surge el concepto básico de sexualidad. Hablar de sexualidad es hablar del ser humano integral y en su totalidad. Es hablar del ser biológico, social y psicológico. Por tanto la sexualidad nos remite al ser humano sexual que es, piensa y convive con otros seres humanos que también son, piensan y conviven. (Álvarez-Gayou, 1979)

Nuevamente nos enfrentamos que esta palabra no se centra únicamente a los encuentros eróticos, la sexualidad es parte de todos los seres humanos, el simple hecho de que nos presentemos con alguien, no sólo estamos diciendo a esta persona "soy yo y tengo tal nombre", estamos presentando a todo nuestro entorno socio histórico y familiar, nuestra forma de ser, pensar e incluso sentir y, en general, presentamos todo nuestro ser y éstos juegan constantemente en nuestra vida cotidiana; la sexualidad somos nosotros, por lo cual la sexualidad no es una ni dos, son todas las posibilidades que como seres humanos hay en el mundo y esto, obviamente, se presenta en un encuentro erótico. Cuando se llegan a presentar problemas en la vida sexual de las parejas, lo que se debe hacer es explorar la vida en general y la sexualidad de las personas, y no necesariamente se busca en el cu├ínto tiempo duran o las posiciones sexuales. Somos seres integrales e inseparables.

 

GÉNERO: Es una categoría social con introyectos psicológicos. Se refiere a un estatus logrado que es una función de la socialización y que tiene componentes sociales, culturales y psicológicos. Como resultado de experiencias directas e indirectas, aprendizajes formales e informales desarrollamos imágenes, concepciones, percepciones de la masculinidad y feminidad. (Álvarez-Gayou, 1979)

Hablar de una mujer o de un hombre no es nada sencillo, ya que no es algo natural. Una vez que nos hayamos recuperado de este golpe para tratar de asimilarlo debemos entender que el ser mujer u hombre hoy en día no se parecen en nada de lo que era ser mujer u hombre en la Era de las cavernas, tampoco significaba lo mismo durante el Imperio Egipcio, o bien sigue esta incongruencia en la época del Imperio Romano o durante la Edad Media; es más, las concepciones sobre lo masculino y lo femenino en muchos puntos no concuerdan con las actuales generaciones de nuestros padres, y me han de comprender mucho mejor aquellos travestis. Por lo cual no nos podemos cerrar a que las personas "deben" de ser de algún modo esperado por nosotros, ya que no todos hemos sido educados y/o tenido las mismas experiencias que otros, y son todo ese conjunto de enseñanzas y vivencias lo que nos da nuestros conceptos de feminidad y masculinidad. Y para que esté completo el entendimiento de esto, sigue leyendo los conceptos que siguen.