La T-Enciclopedia

de la Dra. Alma Lizbeth

 

Debo decir antes de entrar con las definiciones formales, que este término, como muchos otros, de la sexología han cambiado conforme, igualmente, cambian las ideologías predominantes, por lo que me gustaría ir aclarando esas terminologías conforme se avance en la lectura; ya que éste es el tema central que nos ha reunido en este sitio.

TRAVESTISMO / TRANSVESTISMO: Es la desviación sexual que se caracteriza por el deseo compulsivo de usar prendas de vestir propias del otro sexo. (Manual Estadístico de Enfermedades Mentales {DSM-IV}, en McCary, 2000)

Hay que aclarar que el Dr. James Mc Cary realizó sus investigaciones tratando de ir en contra de las corrientes de los demás psiquiatras que trataban a las mal llamadas "minorías sexuales", como aberraciones de la naturaleza. Dio una base científica al estudio de la sexualidad humana. Y propuso el término de "Parafilia" a todos aquellos comportamientos sexuales que no entran en lo común. Por lo tanto, parafilias son el fetichismo, masturbación, necrofilia, zoofilia y, claro, el travestismo. Sin embargo, aún sigue siendo este termino de "parafilia" valorativo, por lo cual posteriormente en 1986 el mexicano Dr. Juan Luis Álvarez-Gayou Jurgenson fundador del Instituto Mexicano de Sexología, lanza la propuesta de "Expresiones Comportamentales de la Sexualidad" y con esto se hace a un lado la terminología valorativa y despectiva que había hasta ese momento.

Y por lo tanto, el término travestismo queda bajo esta perspectiva de la siguiente manera:

Travestismo es el deseo persistente de vestirse parcial o totalmente con prendas de vestir estereotípicamente consideradas del género opuesto. (Álvarez-Gayou, 1987)

Esto tiene parte de su fundamento en los estudios realizados a gran cantidad de personas. El primero y más importante estudio es el de Alfred Kinsey en la década de los años 50's, donde los comportamientos supuestamente atípicos de la sexualidad se muestran con una frecuencia inesperadamente elevada. Además la propuesta del Dr. Álvarez-Gayuo va mucho más allá, ya que separa estos comportamientos de lo erótico y lo no erótico; esto quiere decir que alguien puede ser fetichista con algún objeto, pero los eróticos sólo buscan la excitación y placer sexual, y el no erótico sería quien tome el objeto como amuleto de buena suerte. Otro ejemplo es quien sea sádico: el erótico busca generar dolor a otros para sentir excitación y placer sexual, y el no erótico es quien lastima a otros sólo por gusto.

żY nosotras? Bueno, hay quienes son travestis eróticas (tal vez la mayoría así empezamos) al vestirnos parcial o totalmente sentimos excitación y frecuentemente logramos el orgasmo, pero las "no eróticas" serían aquellas que se visten sólo para ir a una fiesta de disfraces o para una representación teatral. Como pueden ver hay de todo y como lo dijo el maestro Jesús de Nazaret: "No mires la paja del ojo de enfrente, si no has visto la viga que traes tú".

Otro aspecto muy importante es que no importa de qué Expresión Comportamental de la Sexualidad se hable, ésta no interfiere en nada a la preferencia de género. Por lo tanto, podemos existir travestis homosexuales, bisexuales y heterosexuales.

Un aspecto también importante es que, el ser travesti no implica el deseo de modificar el cuerpo para tener apariencia femenina; así pues, las películas pornográficas tituladas como de "travestis", son una farsa, ya que sólo aparecen transexuales.

 

 

Regresar al menú anterior...