El Lugar de Roshell:

México, D.F. a 28 de Julio de 2007

 

Hoy quiero platicarles lo que, para mí, es El Lugar de Roshell.

El lugar no son cuatro paredes y un techo que ocultan a algunos seres de la vista de los demás, tampoco es un sitio para imitar a otras personas en su forma de vida y, mucho menos, es un espacio en el que se toleran a individuos que se transforman a cambio de unos pesos. El Lugar de Roshell es mucho más que eso; en este espacio Roshell no es la protagonista, como muchos piensan, los protagonistas son todos y cada uno de los asistentes al Lugar, porque cada uno es dueño de su vida, de su sentir, de su pensamiento y toma lo que le ayude a ser mejor persona.

En el lugar de Roshell se le permite el acceso a todo tipo de personas, y no sólo a travestis, porque la diversidad de pensamientos, gustos, formas de vida y estatus socioeconómicos, hacen que los asistentes aprendan más sobre lo rico que es el Universo y la vida misma, enseñándonos una lección grandiosa de vida: tolerancia y respeto hacia las personas que me rodean, aunque sean totalmente distintas a mí.

En este sitio cada uno aprende, vive, se desarrolla y convive, como mejor le parezca. Puedes ser sólo un espectador del show e irte al termino del mismo; puedes aproximarte a los asistentes o Staff del lugar, para comenzar una plática o unirte a la convivencia; puedes participar en los diferentes concursos como un reto propio; puedes pedir el servicio de maquillaje y utilizar el área de vestidores para transformarte en lo que quieras transformarte; puedes inscribirte en los cursos de maquillaje, pasarela y modulación de voz si quieres aprender más sobre el mundo femenino o porque eres chica transgénero o transexual y necesitas de esas herramientas para desenvolverte de una mejor manera en tu vida diaria.

El Lugar de Roshell es un rincón más en este enorme Universo, no es más ni menos que otros espacios existentes. Cada uno encuentra un espacio de desarrollo, aprendizaje y autocrecimiento; yo encontré éste y me ha ayudado a ser mejor persona, no por el lugar mismo o por todos los servicios que ofrecen, si no por la gente que lo conforma: Personas limpias en mente, alma y corazón, amigos que te extienden su mano sin pedirte nada a cambio, maestros en la vida, si uno así lo desea.

En lo personal siempre me ha gustado platicar con distintas personas porque, para mí, ésa es una de las maneras de conocer un poquito más sobre el Universo y la vida misma. He visitado algunos otros lugares, pero en ninguno he crecido y aprendido tanto y en tan poco tiempo como en El Lugar de Roshell; yo he decidido cómo y hasta dónde y ahí me han abierto las puertas; hoy ya llevo tres años de asistir a ese lugar, y el número de personas que incluyo en mi corazón cada vez es mayor: amigos, hermanos y maestros. Gracias a todos ustedes por permitirnos conocerlos, aprender de ustedes y pasarla de lo mejor a su lado.

¬°Que Dios los bendiga!

 

Regresar al menú de artículos