Marcha del Orgullo Gay:

 

La parte controvertida de la marcha, quizás sea el exhibicionismo. ¿Qué tan necesario es el desnudarse o el vestirse de manera súper extravagante para lograr los objetivos básicos de la marcha: Buscar visibilidad y Derechos a igualdad ? Desde mi punto de vista el desnudo no se me hace necesario; el que las mujeres o transexuales anden Topless (sin sostén), creo que agranda un poco el rechazo de la sociedad ante el contingente, y más en sociedades tradicionalistas o conservadoras; pero hay que entender que es una parte del cuerpo que muestran con orgullo (en el caso de las transexuales) ya que su trabajo y dinero les costó, y es una característica muy importante de feminidad en los seres humanos. Pero, aún así, no creo necesario ese tipo de exhibición. El BodyPaint (Pintura sobre el cuerpo semidesnudo) bien hecho, en cambio, es como ropa súper entallada, lo que no lo consideraría yo como desnudo; hoy en día muchos hombres y mujeres, en la vida cotidiana, visten de manera entallada.

Y el que traigan ropa, trailers, música y shows estilo carnaval, es para que la manifestación sea de manera alegre; es un modo de compartir con los asistentes y el público que los observa, esa alegría y ese orgullo por ser y existir tal cual son. Creo que ésa, es una de las ganancias que se han obtenido con las marchas en las grandes ciudades, el que cada día haya un poquitito más de tolerancia. Pero esta mínima tolerancia lograda y esas pocas leyes conseguidas, no hubieran sido posibles, si el contingente no se hubiera hecho visible, si algunos valientes no hubieran hecho a un lado sus miedos y se hubieran dedicado a ser activismo ante las personas que las rodeaban y ante el gobierno de sus países, a pesar de saber que podían quedarse solos.

Roma no se hizo en un día, y el contingente LGBT cada vez logra más lo que se propuso desde un principio. Hay que respetar a cada ser humano y a cada ser vivo que existe en esta Tierra, a pesar de que sea totalmente diferente a mí y no lo entienda; y, de ese modo, no habrá tantos problemas en el mundo ni tantas guerras. Que somos distintos, pues sí, pero que aburrido sería que todos fuéramos iguales. ¿No creen? Aprendamos a respetarnos y a tolerarnos a pesar de nuestras preferencias sexuales, nuestras religiones, nuestras creencias, nuestro físico, nuestra raza y nuestro nivel socio-económico.

Gracias a todos ustedes por leer estas palabras y espero sus comentarios en mi correo, si desean compartir algo al respecto.

¡Que Dios los bendiga!

 

Regresar al menú de artículos