Carta a la Humanidad:

México, D.F. Junio de 2001

 

Una pregunta que siempre me he hecho: ¿Qué es la vida?

Es chistoso ver cómo la humanidad vive bajo una rutina siempre, sin llegar alguna vez al final de ésta. Es más; podríamos hacer el resumen rápido de la vida de una persona promedio: Nacer, disfrutar o ser marcado en una de las etapas más importantes del ser humano (la infancia), estudiar (buena parte de nuestra vida, por lo menos una tercera parte de ella), trabajar (por casi lo que queda de ella), jubilarse (si es que se cumplió el requisito de permanecer determinado número de años en la empresa) y morir. Y no sé si me equivoco, pero este patrón de vida no es de una sola persona sino de millones que habitan en este planeta.

Pero me gustaría abundar un poquito más en cada una de las etapas anteriores:

El nacimiento (para mí) es el momento en que dejamos esa cápsula de protección y amor, para integrarnos a un mundo lleno de cosas nuevas y en el que nos encontramos fácilmente vulnerables. Allí comienza la siguiente etapa, mejor conocida como infancia. Aquí es donde cada persona va construyendo todas las características que formarán parte de su personalidad, es donde comienza a formarse el carácter, los valores, los miedos, los traumas, los odios, las creencias, la seguridad o inseguridad, la autoestima, la coordinación mental y física, la identidad sexual; en fin, todo nuestro mapa interior y exterior que nos hace ser nosotros.

La siguiente etapa es la del estudio; en la que, según mi ideología, es aquélla en la que obtenemos los conocimientos necesarios para podernos desenvolver más fácilmente en nuestra siguiente etapa de vida (el trabajo). Aunque no siempre sea así, pero ya hablaremos de ello más adelante. El trabajo, a su vez, es otra etapa en la que nos preparamos para nuestra vejez; entre más trabajes, menos preocupaciones tendrás cuando te jubiles para obtener el capital necesario para subsistir en este mundo. Y la vejez: etapa en la cual el ser humano ya cuenta sus días para conocer a la señora flaca con vestido negro, para despedirse de este mundo.

En cada una de estas etapas el ser humano anda en busca de otro concepto llamado "felicidad", y del cual es gracioso escuchar cómo se expresan los humanos; entre otras frases, escuchamos las siguientes:

* Cuando deje de ser niño seré feliz

* Cuando tenga novia(o), voy a ser feliz

 

* Cuando nos casemos, seremos muy felices

* Si obtengo ese trabajo, seré muy feliz

* Cuando me aumenten el sueldo, seré muy feliz

* Cuando tenga ese autom贸vil o esa casa, ser茅 muy feliz

* Cuando mis hijos crezcan, cuando nos divorciemos, cuando me jubile, cuando no suban tanto los precios, cuando, cuando, cuando...

 

Pasar a la continuación del artículo...